Historia

logoLa cofradía de la Virgen de los Dolores, es una de las más antiguas de Cehegín, fue fundada en el último cuarto del siglo XVI, concretamente en el año 1594, La cofradía de los “Negros”, junto con la de los “Coloraos”, fundada unos años antes, eran poderosas, tanto social como económicamente; hasta tal punto que se permitieron la construcción a sus expensas y como bien privativo de sendas iglesias, la de los “coloraos” la de la sangre de Cristo (actualmente llamada del Santo cristo) y la de los “negros” la iglesia de la Soledad. La imagen titular es la Virgen de los Dolores, talla policromada de cara y manos, para vestir, de autor anónimo, realizada en 1660 en talleres madrileños.

Muestra una bellísima expresión de dolor por la muerte de su hijo Jesucristo. Fue costeada la cara por el entonces administrador de la encomienda de Santiago en Cehegín Don Pedro Bueno y las manos y las lágrimas de cristal por Don Parcasio Chico de Guzmán en el año 1741.

Dispone de un manto de principios del Siglo XIX, Bordado con hilo de plata al estilo Neoclásico. Actualmente, en Cuaresma, se realiza en su honor un septenario en su iglesia, que culmina con una Misa solemne Viernes de Dolores y posterior procesión a la Iglesia de Santa María Magdalena. La imagen es sacada en procesión, bajo palio desde 1995 Jueves Santo por la noche, así como Viernes Santo por la mañana y por la noche.

LA COFRADÍA DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES

Fue fundada en el 24 de Noviembre de 1.594, por Bula apostólica con el titulo de Hospitalidad y Cofradía, siendo sus constituciones aprobadas por el Real Consejo de las Órdenes del año anterior.

Es una cofradía enclavada dentro de las que se denominan “ Penitencial”, ya que casi todos sus actos y estas religiosas las concentraba en Semana Santa, al ser la encargada de realizar el Desenclavamiento y la Procesión del entierro de Viernes Santo, además de la novena que se celebraba en honor a la Virgen de la Soledad durante la cuaresma, acto que hoy en día se sigue celebrando. En las novenas aconsejaban que el mejor día para rezar a la Soledad fuera el sábado, pues todo ese día se encontró sola, y el tiempo mas propicio empezaba Viernes de Dolores y terminaban Sábado Santo. Además encomendaban que para rezarlas el el debería de estar de rodillas delante de una Cruz y de la imagen de la Soledad

ORGANIGRAMA DE LA COFRADÍA DE LA SOLEDAD.

En el Vértice de la Cofradía estaba el Mayordomo-Presidente, que lo ocupaba un miembro de la elite Social de la Villa; que podía ser el regidor perpetuo, o el alférez Mayor perpetuo, o el Alcaide del Castillo y fortaleza de la Villa u otra persona de noble estirpe.

Este cargo en la práctica, era hereditario dentro de una elite cerrada, como si se tratara de un mayorazgo. En un segundo plano se encontraba el Cabildo de la Cofradía, formado por un número reducido de hermanos; también se hallaban los hermanos de “ocio” que se elegían anualmente para atender las obras benécas y de caridad y para la administración de los dineros destinados a la construcción y ornamentación de la Ermita.

Estos hermanos asistían a la reunión de los Cabildos en los que solo tenían voz pero no voto. Cuando se popularizaron en España las procesiones de Semana Santa, en el siglo XVII, siguiendo las normas de Trento, este movimiento popular religioso revitaliza, en Cehegín, las Viejas Cofradías de la Sangre y de la Soledad, produciendo una gradual horizontalización y apertura hacia las capas sociales que no pertenecían a la nobleza de la villa.

Con todo, la composición elitista de la nobleza ha mantenido su intocable presencia, hasta la primera mitad del siglo XX, en la Cofradía de la Soledad; así los Cehegineros mayores recuerdan aquellas espectaculares presidencias, en las procesiones, de mayordomos vestidos con túnicas de terciopelo ricamente bordadas, ceñidas con cíngulo de bras doradas, calzando cáligas con hebillas de plata y portando en sus enguantadas manos brillantes báculos.